LEYENDO

La Boda Campestre en Mas Gircós en Girona

La Boda Campestre en Mas Gircós en Girona

Hola a tod@s,

Me hace especial ilusión compartir con vosotras la boda de hoy. Nuria y Marc soñaba con una boda 100% handmade con una celebración de lo más grande. ¡Ellos no querían disfrutar de una noche de boda sino de un fin de semana de boda! Os dejo con el relato de la novia.

Nuestra boda: Un fin de semana perfecto!

Cuando pensamos en casarnos y celebrar nuestra boda, no sabíamos ni dónde, ni cuándo, ni cómo… pero teníamos claro que queríamos disfrutar al máximo el momento y compartir con nuestros familiares y amigos el mayor tiempo posible.

Lo primero fue encontrar el lugar perfecto. Y vaya si lo encontramos! Nos decidimos por Mas Gircós sin dudarlo ni un segundo. Los exteriores eran increíbles, la masía preciosa, con una carpa blanca enorme, para utilizar con o sin lluvia, piscina y, lo mejor de todo, se podía quedar a dormir toooodo el que quisiera! Nos dieron todas las facilidades del mundo. El trato fue maravilloso!

Después llegó el momento de buscar el vestido. Ese momento que toda novia está esperando con ilusión y alegría.
Pues mi vestido fue eso: mi vestido. Porque tuve la suerte de que Paola Carolina diseñara para mí un vestido único, a medida y bordado a mano, donde cada detalle estaba pensado para hacerme sentir la novia más bella del mundo. Y lo consiguió…

Flores, catering, lista de invitados, detalles… mucha organización y sobretodo mucho handmadePara poder preparar la decoración nos instalamos un día antes. Si no fuera por los familiares que nos ayudaron… No sé qué hubiera sido de nosotros! Allí trabajó hasta el apuntador!

Y llegó el día! Todo estaba a punto. Nuestras damas y “damos” de honor estaban guapísimos y preparados para su gran actuación! Lo malo de ser la novia es que te lo pierdes… Recuerdo que estaba loca por salir!  Nuestra ceremonia estaba preparada por nuestros amigos, la recuerdo muy bonita. Y luego nuestros votos! Eso sí que fue especial…

Aperitivo, comida… Y baile!
A la tarde llegó una foodtruck con hamburguesas, sandwiches y huevos revueltos! Genial para acabar el día… O para empezar la noche!  El primer día pasó en un abrir y cerrar de ojos. Te lo dicen mucho, que lo disfrutes, que pasa muy rápido. Y es cierto. Por suerte nosotros tuvimos un segundo día de piscina, tirador de cerveza y fideuà!

Y ahora, que ya ha pasado un tiempo, recuerdo con mucho cariño cada momento vivido. Tenemos unas fotos maravillosas gracias a María de Keisy and Rocky. Supo captar cada momento. La encontramos por casualidad. Una de esas casualidades que te alegran la vida!

Tuvimos la suerte de vivir un boda inolvidable, gracias a aquellos que nos ayudaros a organizar hasta el último detalle ( porque yo fui la cabeza pensante pero tuve mucha “mano de obra”) y que la compartieron y disfrutaron con nosotros. Sólo puedo decir gracias.

 


ENTRADAS RELACIONADAS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
¡Síguenos!