LEYENDO

Las Emociones de las Pruebas del Vestido de Novia

Las Emociones de las Pruebas del Vestido de Novia

La primera prueba del vestido de novia

Hola a tod@s,

Aún recuerdo la primera prueba de mi vestido… Un momento lleno de emociones, dudas, miradas y en mi caso un poco de risa también ya que casi me desmayo. Menos mal que lo tengo todo relatado en mi diario y de vez en cuando vuelvo a leerlo.

La organización de la boda es un viaje super bonito que cada pareja experimenta juntos, hay tantos momentos tan bonitos e únicos que sabes que nunca volverás a vivir y quizás por eso son tan especiales.

La fotógrafa Mónica Vidal de Mon Amour Weddings Photography comparte mi visión de que las primeras pruebas del vestido de novia forman parte de los momentos más especiales para las novias. Después de más de 11 años como fotógrafa (y 3 de ellos como fotógrafa de bodas) ha decidido que quería plasmar todas estas emociones en un reportaje especial: the bride’s look (el look de la novia).

Cuando me escribió para enseñarme estas fotos le dije ¡me encanta!. De inmediato me acordaba de mis propios primeros momentos y estaba ansiosa por compartir este reportaje con vosotras porque se que os va encantar. Le pedí a Mónica que me relatará un poco como había nacido esta gran idea, y esto es lo que me escribió ella:

Soy consciente de que organizar una boda es un proceso largo, lleno de detalles, decisiones y emociones, y que todo eso no empieza y termina con “el día B”. Quizás uno de los momentos más importantes de este viaje es el verse por primera vez vestida de novia o de novio. Y es quizás en ese momento en el que los protagonistas y sus seres más cercanos se dan cuenta (si no lo habían hecho ya) de que va en serio, de que se están preparando para uno de los días más importantes de sus vidas y de que cada vez falta menos. Son minutos emocionantes, muchas veces hay lágrimas de los acompañantes y de las novias y novios. ¡Incluso a mí se me ha escapado alguna lágrima alguna vez! Y esa emoción que se vive es lo que me empujó a empezar a acompañar a mis parejas a estas pruebas del vestido de novia: para que pudieran guardar esa experiencia en forma de fotografía y poder volver a ella tantas veces como quisieran. Eso sí, las fotos que salen de la sesión, quedan guardadas en mi disco duro hasta pasada la boda, ni los novios ven sus propias fotos, ¡hay que mantener el secreto y la emoción!

Con el tiempo he descubierto que hay dos maneras de realizar este pequeño reportaje, al que he llamado Bride’s Look. Las fotos resultantes son muy diferentes en función de si se realizan durante la primera prueba del vestido o durante cualquier otra reunión que se tenga con el/la modista. En la primera cita todo es muchísimo más emocionante, hay más lágrimas y más sorpresas para todo el mundo. Es la primera vez que la novia o el novio se ve (y le ven) con su vestido, con el que llevará en su gran día. Pero, a la vez, el vestido no está del todo ajustado pues el trabajo del/la modista acaba de empezar. Por otro lado, en posteriores pruebas de vestido, las reacciones no son tan emotivas, aunque siguen siendo muy especiales y, eso sí, el vestido ya empieza a ser perfecto para la novia o el novio. Además, se puede aprovechar la prueba y hacerla combinar con las pruebas de maquillaje y/o peinado o ver qué tal quedan los complementos que se quieran llevar en el día de la boda. Así pues, se puede conseguir una visión de lo que será el look final del novio o de la novia, lo cual también es muy emotivo.

La primera prueba del vestido de novia

Las primeras pruebas del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

Las primeras pruebas del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

Las primeras pruebas del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

La primera prueba del vestido de novia

Esa primera vez que te ves vestida de novia con el look que tu has elegido. Ves que el vestido ya se va moldeando casi a la perfección a tu cuerpo. Te colocan el velo o el tocado que has elegida para que te veas al completo… Ese es el momento más bonito en que empiezas a fantasear con tu llegada a la ceremonia y la mirada de tu futuro marido.

Yo, tres años después años, recuerdo perfectamente todos estos emociones, lo que sentía, lo que fantaseaba de cómo sería mi boda. Quería compartir con vosotras este reportaje con un enfoque diferente. Tanto si te has casado ya o si este año va ser tu año, seguro que las mariposas en tu estomago te han hecho cosquillas al ver estas fotos con las primeras pruebas del vestido de novia. 


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
Síguenos!